Penne Rigate a la bolognesa con aceite aromático de chili

Penne Rigate a la bolognesa con aceite de oliva aromático con chili

35  minutos

4  servicios

Compartir:

La pasta es una de las bases de la archiconocida dieta mediterránea. Además de ser una excelente fuente de energía, la pasta contiene proteínas, minerales, vitamina B, fibras y muy poca grasa.

En esta deliciosa receta vamos a darle una vuelta de tuerca a la tradicional receta de penne rigate a la bolognesa, con la adición del toque picante del aceite de oliva aromático con chili Gradoli.

ingredientes

elaboración

  • Ponemos agua a hervir con sal al gusto y añadimos los 500 gramos de pasta al agua en ebullición.
  • Mientras se cuece la pasta, hacemos la salsa de tomate casera. Se puede utilizar cualquier salsa de tomate preparada, pero siempre va a salir mejor con la casera. Para ello, comenzamos por trocear los tomates y dos de las cebollas y lo salteamos todo en la sartén, utilizando aceite de oliva virgen extra arberquina Gradoli, y con un poco de sal y pimienta negra al gusto.
  • Cuando los tomates estén blanditos y las cebollas pochadas, los introducimos en una jarra de batidora americana o en un vaso de batidora de pie, y lo batimos todo junto hasta que la salsa quede homogénea.
  • A continuación, troceamos en cubitos las dos cebollas restantes y laminamos un diente de ajo. Salteamos ajo y cebollas en una sartén grande hasta que las cebollas comiencen a verse ligeramente transparentes.
  • Agregamos la carne picada y la salsa de tomate casera y vamos removiéndolo todo para que la carne se vaya haciendo. Agregamos aceite de oliva aromático con chili Gradoli, orégano y pimienta negra al gusto a la mezcla.

Consejos de degustación

  • Servir la pasta en un plato y la salsa encima, sin remover. Adornar con una hoja de albahaca fresca.
  • Aunque a la pasta le va todo tipo de vinos, a la bolognesa le va mejor el tinto. Cualquier Pinot Noir, Tempranillo o Merlot combinaría perfectamente con esta pasta tradicional con tintes picantes.